Sígueme por e-mail

lunes, 3 de junio de 2013

Reflejo plantar

Al presionar la planta del pie, se doblan los dedos intentando agarrar. Aparece a las 11 semanas de gestación y tiene que estar integrado en torno a los 7 meses de vida. El arrastre ayudará a que el reflejo se integre, ya que al apoyar el pie de lado, sobre el dedo pulgar, los dedos dejan de moverse en bloque.
 En los animales, la respuesta Babkin se produce en las manos y en los pies, por lo que existe una relación entre el reflejo plantar y el palmar. De hecho, un reflejo plantar no integrado producirá tensión en la mandíbula e incluso rechinar de dientes, también afecta a la articulación pudiendo causar problemas fonológicos y dificultades para percibir los sonidos.
También dificultará el aprender a caminar, ya que no apoyará el pie plano, sino que arqueará los dedos. Puede provocar hipersensibilidad en la planta del pie, no queriendo tocar texturas como la arena o el césped descalzos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario