Sígueme por e-mail

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Lactancia materna en niños con afectación cerebral

El otro día, una mamá me preguntó si debía dejar de dar el pecho a su hijo de 30 meses con una enfermedad que afecta gravemente al cerebro. No es que ella quisiera dejarlo, es que un "especialista" le había dicho que era malo para su cerebro dañado siendo ya tan mayor, que le impedía su desarrollo.
Lógicamente, si la lactancia materna es buena para cualquier bebé, más lo es para un niño con afectación neurológica y evidentemente, si su desarrollo es más lento en todas las áreas, su destete también lo tiene que ser (siempre que la madre quiera y pueda). Recordemos que la OMS recomienda la lactancia materna hasta los dos años o más en cualquier niño, pues yo lo recomiendo hasta los dos años de edad neurológica.
Podemos ver los beneficios de la lactancia materna sobre el cerebro en este artículo y por si quedan dudas aquí van otra serie de ventajas.

Ventajas de la lactancia materna para el bebé:

  • Tiene la composición ideal para el bebé y se adapta, variando la proporción de nutrientes, a medida que el niño crece; también cambia la proporción de nutrientes durante el día y es distinta al principio y al final de la toma.
  • Es rica en hierro que se absorbe mejor que el de la leche artificial y su proporción de calcio y fósforo es más adecuada.
  • El bebé la digiere muy bien, prácticamente sin problemas.
  • Los bebés que toman pecho padecen menos estreñimiento.
  • Protege al niño de infecciones porque la leche materna es rica en inmunoglobulinas (defensas que la madre pasa al bebé).
  • Protege de la muerte súbita del lactante.
  • Protege de enfermedades futuras: asma, alergia, obesidad, diabetes, colitis ulcerosa, Crohn, arterioesclerosis e infarto de miocardio.
  • Favorece el desarrollo intelectual y de la visión ya que la leche materna es rica en ácidos grasos de cadena larga llamados LC-PUFA que es un componente muy importante de la membrana que recubre a las neuronas y de la retina.
  • Los bebés alimentados al pecho tienen menos caries y deformaciones dentales.
  • La fuerza de los músculos que interfieren en la succión ayuda a su desarrollo para favorecer la pronunciación y articulación.
Hay muchas más, pero yo creo que con estas podemos salir de dudas...


No hay comentarios:

Publicar un comentario