Sígueme por e-mail

miércoles, 2 de octubre de 2013

Día Mundial de la Parálisis Cerebral

La parálisis cerebral se define como un trastorno permanente y no progresivo, causado por una falta de oxígeno, que provoca una muerte neuronal.

Principalmente se caracteriza por la dificultad de poder controlar completamente las funciones del sistema motor (esto puede incluir espasmos o rigidez en los músculos, movimientos involuntarios, y/o trastornos en la postura o movilidad del cuerpo). Estos desórdenes psicomotrices pueden estar acompañados de problemas sensitivos, cognitivos, de comunicación y percepción, y en algunas ocasiones, de trastornos del comportamiento. Esta lesión puede producirse antes, durante o después del nacimiento, aproximadamente hasta la edad de 5 años.

Hay diferentes tipos de clasificaciones:

Según la localización de la lesión cerebral:
 Espástico: La lesión está localizada en el haz piramidal (corteza cerebral). Este es el grupo más grande; alrededor del 75% de las personas con dicha discapacidad presentan espasticidad, es decir, notable rigidez de movimientos, incapacidad para relajar los músculos.
  • Atetósico: la lesión está localizada en el haz extrapiramidal (ganglios basales). Cerca del 10% de las personas con parálisis cerebral muestran atetosis, presentan frecuentes movimientos involuntarios que interfieren con los movimientos normales del cuerpo. Las afecciones en la audición son bastante comunes en este grupo, que interfieren con el desarrollo del lenguaje. • Atáxico: la lesión está localizada en el cerebelo. La persona presenta mal equilibrio corporal y una marcha insegura, y dificultades en la coordinación y control de las manos y de los ojos.
  • Formas mixtas: lo frecuente es que se presente una combinación de espasticidad, de atetosis o de ataxia.

Según la parte del cuerpo afectada:
 Hemiplejia: afecta a una de los dos hemicuerpos (derecho o izquierdo).
  • Diplejía: mitad inferior más afectada que la superior.
  • Cuadriplejía: los cuatro miembros están paralizados.
  • Paraplejía: afectación de los miembros inferiores.
  • Monoplejía: un único miembro, superior o inferior, afectado.
  • Triplejía: tres miembros afectados.

Según la afectación en el tono muscular:
 Hipertónico: tono incrementado.
  • Hipotónico: tono disminuido.
  • Variable: tono inconsistente (distonia y espasticidad) Es común que las afecciones cerebrales se produzcan de forma conjunta.

No importa cómo lo llamemos, lo que importa es que tenemos un cerebro dañado con diferentes manifestaciones en el cuerpo. Lo que tenemos que hacer es enviar información al cerebro a través de los sentidos para crear nuevas conexiones entre las neuronas no dañadas. Para que la estimulación sea efectiva debemos realizar un programa de integración de reflejos primitivos, para que éstos dejen de interferir. Y como no, realizar un buen programa de respiración, para dar un aporte extra de oxígeno al cerebro.
Todo esto es lo que hacemos en Avanza, si quieres más información llámanos. También puedes asistir al II Encuentro del próximo día 19 o si hay un grupo de personas interesadas nos desplazamos a daros la información. La Parálisis cerebral no implica que el cerebro esté paralizado, lo que está paralizado es el cuerpo, por eso debemos ayudar al cerebro a seguir creciendo tenga la edad que tenga.
¡Os esperamos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario