Sígueme por e-mail

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Dieta para reducir los síntomas del TDAH

En 1973, Benjamín Feingold, pediatra y alergólogo californiano, desarrolló una dieta para prevenir ciertas alergias en niños. Al ponerla en práctica, descubrió que además de mejorar los síntomas de la alergia se experimentaron cambios muy positivos en el comportamiento, reduciendo los síntomas del TDAH (inquietud, dificultad de concentración, exceso de movimiento, falta de atención…)
Tras esto, se hicieron numerosos estudios para comprobar los beneficios de la dieta, comprobándose que ciertas sustancias producían un aumento de la actividad y un deterioro del comportamiento, incluso en niños no diagnosticados de TDAH.
Aunque los resultados diferían entre unos y otros, se llegó a la conclusión de que en el 70% de los casos la mezcla de ciertos colorantes alimentarios con algunas sustancias puede influir de forma negativa en el comportamiento de los niños.

Las recomendaciones de la dieta Feingold son las siguientes:
EVITAR EL CONSUMO DE:
Salicilatos:
- ácido acetilsalicítico (aspirina)
- manzanas
- almendras
- tomates
- maíz
- trigo
- soja
- lácteos
- huevos
- cítricos
- uvas
- embutido (especialmente de cerdo)
- frutos del bosque
Aditivos sintéticos:
- E320 - Butilhidroxianisol BHA
- E321 - Butilhidroxitolueno BHT
- E319 - Butil-hidroquinona terciaria TBHQ
Colorantes artificiales
Potenciadores de sabor artificiales
Aspartamo
Azúcares y productos refinados (especialmente en el desayuno)

AUMENTAR EL CONSUMO DE:
Vitamina A, C, E y complejo B, que junto con el calcio, el hierro, el magnesio, el zinc y el selenio estimulan las funciones cerebrales, ayudan en el metabolismo de la glucosa y contribuyen al equilibrio nervioso.
Ácidos grasos:
- Pescado azul
- Aceite de oliva o bacalao
- Omega 3 y omega 6, que contribuyen al desarrollo neurológico e inmunitario y su déficit puede ocasionar trastornos del comportamiento como la hiperactividad o el déficit de atención.
- Vegetales y fruta fresca
- Cereales integrales, especialmente el arroz que contiene triptófano, precursor de la serotonina, cuya presencia induce al cerebro al relax, el sueño reparador y modula los cambios de humor. El triptófano también está presente en la leche y los huevos.
- Alimentos ecológicos
- la L-teanina es un aminoácido que mejora el aprendizaje y la concentración, reduce la tensión y la ansiedad y mejora la calidad del sueño. Se encuentra casi exclusivamente en el té verde por lo que no es aconsejable para niños pequeños.

Los alimentos eliminados hay que irlos introduciendo progresivamente, por lo que no aconsejamos realizar esta dieta sin la supervisión de un profesional porque podría perder efectividad y afectar a la salud.

1 comentario:

  1. Formas muy claras para intentar poco a poco reducir los síntomas y mejorar el tratamiento tdah ya que son cosas que hay que ir evolucionando, muy bueno Marta

    ResponderEliminar