Sígueme por e-mail

viernes, 9 de noviembre de 2012

Avanza asesores de estimulación


AVANZA asesores de estimulación está formado por un grupo de profesionales de diferentes ámbitos especializados en diferentes terapias procedentes de fuera de España y de probada eficacia en los últimos 50 años, cuyo objetivo es paliar o minimizar los efectos causados por una organización neurológica inadecuada sea cual sea la dimensión de ésta en niños o adultos.

En AVANZA asesores de estimulación, atendemos a personas de todas las edades que tengan cualquier tipo de desorganización neurológica, desde lo más leve, es decir las dificultades escolares, no producidas por factores ambientales de relación, que generalmente son diagnosticadas como déficit de atención, retrasos madurativos, problemas de lecto-escritura, dislexia, etc., hasta las más graves, es decir parálisis, síndromes, secuelas de enfermedades o accidentes… todas ellas producidas por problemas sensoriales con origen en la organización neurológica particular de cada niño, todo esto mucho más acentuado en los casos de desorganizaciones graves.

Entendiendo siempre, que una desorganización neurológica es una dificultad para procesar la información, de ahí que les cueste mantener la atención, o necesiten muchas horas de estudio, o les cueste aprender a leer o escribir, a moverse, a hablar, a coordinar y a un largo etcétera de situaciones que muchas veces no sabemos cómo tratar.

Sabemos que la organización cerebral del ser humano sigue un desarrollo determinado y preciso hasta aproximadamente los siete años. Esta organización condiciona la capacidad del cerebro para utilizar los sentidos simultaneándolos con todo tipo de funciones motóricas.

Analizando el nivel de funcionamiento de cada sentido es posible determinar la funcionalidad de cada uno y fijar el nivel de organización de las áreas cerebrales que lo rigen en particular y en relación con los otros así como con las salidas motóricas y el lenguaje.

Nuestra metodología de trabajo consiste en valorar ese funcionamiento para determinar un programa de ejercicios individualizado que enseñaremos a la familia para que los realicen diariamente en su domicilio bajo nuestro continuo seguimiento, ya sea telefónico o presencial.

De esta manera permitimos que la familia se involucre, que la terapia interfiera lo mínimo posible en la rutina familiar y no sea necesario desplazarse diariamente por lo que la distancia no es un problema. Los ejercicios van dirigidos a esa desorganización, es decir al cerebro que es dónde está el problema, y no a las causas o los síntomas que esa desorganización produce. La forma de llegar al cerebro es a través de estímulos de una forma integral, o lo que es lo mismo, abordamos el problema desde todas las áreas y no desde cada una de ellas por separado.

Los ejercicios-estímulos que enseñaremos a las familias serán sencillos porque sólo es recrear lo que hay en el ambiente pero de una forma ordenada y efectiva, de forma individualizada a cada caso, basados en el número, intensidad y duración de cada uno de ellos.

A través de estos ejercicios de estimulación de los sentidos es posible madurar los niveles cerebrales no organizados apropiadamente, teniendo como resultado funciones sensoriales y motoras apropiadas, y por tanto la desaparición o aminoramiento significativo de los problemas originales, mejorando el rendimiento y proyección escolar, y el estado vital general y no tratando sus causas a base de repetición de textos, más deberes, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario