Sígueme por e-mail

lunes, 26 de noviembre de 2012

Terapia de Movimientos Rítmicos (TMR)


Creada por Harald Blomberg, que se licenció en medicina en el año 1971, aunque no muy convencido por las restricciones científicas empezó a ejercer la psiquiatría infantil, que era la rama menos científica. En 1975 conoció a uno de los psiquiatras soviéticos que dirigían a psiquiatras responsables del abuso de psiquiatría para fines políticos y como el tema despertó su interés se puso a escribir sobre el tema, pero debido a su afán investigador en el año 1984 se unió a un programa de aprendizaje de hipnosis clínica. Peter Blythe, el fundador del Instituto de Psicología Neurofisiológica era uno de los principales profesores. También asistió a un curso sobre reflejos primitivos y problemas de aprendizaje.


Un año más tarde conoció a Kerstin Linde, una terapeuta con método propio, inspirado en los movimientos rítmicos que realizan los bebés antes de empezar a caminar, con grandes éxitos en personas con afectaciones neurológicas. Harald Blomberg sufrió poliomielitis en su infancia, que le había dejado secuelas motoras, por lo que decidió ser su paciente y continuó investigando sobre sus tratamientos.

En la página web de Harald Blomberg podemos leer sobre Kerstin Linde “Seguí su trabajo especialmente con los niños que sufrían de discapacidades neurológicas como parálisis cerebral y hubo mejoras increíbles que contradijeron toda mi educación médica y mi experiencia. También seguí su trabajo con personas con Alzheimer, personas con psicosis y problemas emocionales. Incluso en estos casos los efectos positivos del tratamiento me sorprendieron.”

En 1986, Blomberg decidió incorporar los ejercicios de Linde en su clínica de psiquiatría con asombrosos resultados, pero el tratamiento fue prohibido porque “no estaba basado en experiencias fiables y evidencias científicas y por otra parte no eran aceptadas o bien conocidas”.
En 1989 comenzó la práctica privada y un año más tarde empezó a colaborar con una escuela especial, en la que todavía continúa, para jóvenes de 15 a 21 años con retraso mental, autismo, dificultades escolares… Allí y en su consulta combina la terapia de movimientos rítmicos con la terapia de inhibición de reflejos primitivos, con grandes beneficios en los niños con dislexia, hiperactividad, déficit de atención…
En 1998 publicó un libro sobre esta terapia que todavía no está traducido al castellano, pero Blomberg ha dado cursos sobre el tema por medio mundo.

1 comentario:

  1. El Dr. Harald Blomberg ha decidido cambiar el nombre de la terapia de movimientos rítmicos, pasándose a llamar BRMT (Blomberg Rhythmic Movement Training)

    ResponderEliminar